Soportes de cámara. 1 (de 4). LA STEADYCAM

En toda grabación audiovisual (y por supuesto en los videoclips) se requiere unos soportes de cámara, que no son otra cosa que artilugios mecánicos o eléctricos donde “anclar” la cámara y que sirven para sostener la misma, así como para otorgarle una serie de movimientos.

En el mercado profesional podemos encontrar un abanico muy amplio de tipos de estos soportes, y cada día aparecen nuevos ingenios adaptados a las nuevas necesidades y tipos de cámara posibles.

En MundoVideoclip vamos a repasar los más importantes.

STEADYCAM

Según la definición de Wikipedia, La Steadicam es el nombre comercial del primer estabilizador de cámara, consistente en un sistema de suspensión y brazo recto con soporte para la cámara y sistema de contrapesos, el que se puede complementar con un brazo isoelástico adosado a un chaleco o body como se le conoce para aumentar el tiempo de utilización en tomas largas, ya que el peso se traslada de los brazos del operador a las caderas del mismo. El sistema permite llevar la cámara de cine o televisión atada al cuerpo del operador de cámara mediante un arnés. Compensa los movimientos del operador, mostrando imágenes similares al punto de vista subjetivo del personaje”

Con la steadycam se pueden conseguir movimientos horizontales con cierta libertad, donde el operador puede moverse a su antojo por el espacio, e incluso subir escaleras o desniveles.

La steady absorbe las vibraciones y los movimientos bruscos, devolviendo una sensación de “flotabilidad”.

Desde los 80, la steadycam se ha utilizado mucho en cine, pero también en TV o en videoclips.

Con la aparición de videocámaras más ligeras, también aparecieron steadys más ligeras y económicas.

Actualmente existen muchos tipos de steadycam y muchas variantes técnicas, como ejemplo el GIMBAL de 3 ejes, donde el tipo de movimiento y uso es muy similar a la steady convencional, pero basa su estabilidad en un sistema de pequeños motores eléctricos, a diferencia de la steady de siempre, que usa un sistema mecánico.

El manejo de la steady requiere una habilidad especial y bastante experiencia, y suele ser operada por profesionales especializados.

PROS: Sistema rápido y económico de estabilizar una cámara. Aporta mucha libertad.

CONTRAS: Requiere habilidad. Aunque genera estabilidad, los movimientos no son tan precisos como con otros soportes.

Chroma (fondo verde) en los videoclips

Como creador de videoclips (he realizado más de 70 videos musicales), he observado una demanda creciente del uso del chroma en los encargos de videoclips.

Cada vez más muchos artistas que solicitan un nuevo videoclip, se interesan y preguntan por esta técnica (tan rara y desconocida para muchos).

La mayoría de las veces este interés en el chroma viene dado, sobretodo, por la creencia de que con esta técnica se abaratan mucho los costes y es posible hacer un video espectacular con “4 duros”, y todo con el simple uso de un fondo verde y un ordenador con after efects.

Pero nada más lejos de la realidad… Veamos porqué.

 

COMO SE HACE UN CHROMA?

Para empezar, necesitaremos un fondo de color verde, azul, o cualquier color vivo o llamativo que difiera notablemente de los colores que contenga el sujeto/objeto que queramos colocar delante de la cámara.

La iluminación del chroma debe conseguir un tono uniforme y plano, sin sombras o degradados. El sujeto/objeto debe iluminarse independientemente del fondo. Para ello lo intentaremos separar lo máximo posible del fondo.

Para evitarnos problemas, la vertiente más basica del chroma nos dice que tenemos que grabar con trípode. No moveremos la focal ni el zoom, e intentaremos que el plano sea estático.

Una vez grabado, editaremos el clip en cualquier progama de edición (after-efects, premiere, final cut…).  Si lo hemos hecho bien, podremos disponer del sujeto/objeto recortado en una capa independiente. A partir de aquí podremos incorporar detrás de esa capa la imagen/video que deseemos.

Esta técnica es muy util para realizar pequeños efectos que complementar el vídeo “convencional”.  Como por ejemplo:

pero….EL CHROMA TIENE SUS PEGAS

No obstante, para realizar montajes más complicados, que incorpore recrear fondos tridimensionales reales o creados en 3D por ordenador, que incorpore movimientos de cámara, o que busque cierto hiperrealismo será imprescindible contar con un equipo humano y técnico muy amplio que, sin dudas, va a condicionar toda la producción notablemente, empezando por encarecerla mucho.

Aunque es algo individual de cada proyecto y es dificil generalizar, como tónica habitual se puede afirmar (y romper el mito) que la técnica del chroma NO abarata la producción, sino que incluso la puede encarecer. Y por supuesto la condiciona artistica, logística y técnicamente.

Así que, al igual que con cualquier otra técnica, el chroma se debe emplear inteligentemente, en su justa medida y solo cuando sea conveniente.

Por tanto antes de plantear tu videoclip integramente en chroma, averiguar si realmente es tan viable y barato como te imaginabas. Confia en los profesionales y déjate aconsejar.

 

 

 

 

 

CONSEJOS para iluminar un Videoclip

La fotografía es luz. Lo que hace posible que podamos captar y reproducir videos es luz. La luz es imprescindible en la creación audiovisual. Todo lo que entra por la óptica de la cámara e impresiona el sensor digital (antiguamente la película fotosensible) es luz.

Una vez el sensor ha captado esa luz, la envia al procesador en forma de información y este la convierte en una imagen entendible para el ojo humano.

Entendiendo esto, es facil argumentar que del control y de la manipulación de la luz a la hora de disparar un plano, dependerá el resultado final de nuestra fotografía.

A continuación, algunos consejos interesantes para plantear la iluminación en la creación de un videoclip musical.

 

ILUMINACIÓN EN ESTUDIO con 2 o 3 focos

La grabación en estudio es un recurso recurrente donde colocar al artista musical y que se defienda con algunos playbacks. Una forma sencilla y fácil de iluminar este tipo de situaciones con 2 focos, es colocando 1 foco detrás del sujeto (contra) y otro delante. Ambos focos situados ligeramente en un lateral. El foco de contra le dará relieve y brillos muy atractivos.

En el otro lateral puede colocarse un reflector, que le aporte un poco de relleno (suave) o un tercer foco con poca intensidad (ideal si se cuenta con dimmer y así regular la intensidad deseada)

 

ILUMINACIÓN EN INTERIOR natural

Si tenemos que grabar un espacio interior “real” y contamos con alguna ventana que deje pasar la luz natural exterior, una buena idea es aprovechar esa luz proveniente del sol. No hay mejor luz que la solar.

Podemos completar la luz solar con focos artificiales. Pero es importante que respetes la temperatura de color. La luz solar oscila entre 4.800ºK y 5.600ºK, la cual tiene una tonalidad neutra (blanca) y es llamada tambien “luz día”. Por tanto, los focos que añadamos deben respetar dicha temperatura.

Si la luz que entra por la ventana es muy directa, quizas podamos sustituir (o completar) los focos por un reflector.

 

ILUMINACIÓN EN EXTERIOR de día

En un día soleado no hay mejor forma de iluminar que aprovechando la fuerza del propio sol. Puedes redirigir la luz solar usando reflectores. Tener el sol de contra y el reflector como luz de relleno, es una buena forma de obtener contrastes, brillos y relieves atractivos.

En un día nublado o si las condiciones lo requieres, se puede contar con poten

tes focos HMI. Estos focos emiten “luz día” y tienen una potencia suficiente como para compensar o imitar la luz natural del sol. El problema es que estos focos suelen ser caros, y además requieren el uso de grupos electrógenos (no se pueden enchufar a la red doméstica), lo que puede complicar y encarecer la producción.

 

ILUMINACIÓN NOCTURNA (interior o exterior)

La iluminación nocturna requiere (si o si) de iluminación artificial. Nuestro trabajo consistirá basicamente en complementar la luz artificial que ya exista en la escena, proveniente de lamparas, farolas urbanas, etc.

Podemos seguir un esquema similar a las anteriores configuraciones. Una luz de contra nos dará relieve y brillos interersantes, pero necesitarás reforzar con un poco de relleno lateral o frontal.

En cualquier caso, la iluminación nocturna tenderá a ser de 3.200ºK (luz cálida), salvo si se quiere simular la luz de la luna, que será de 5.500ºK (la luna rebota la luz del sol).

En cuanto a la luz lular, culturalmente asociamos la luz de la luna a tonos azulados (aunque en realidad es blanca). Esto lo podemos conseguir si trabajamos con iluminación de 5.500ºK pero ajustamos la cámara a 3.200ºK. Asi obtendremos ese filtro frio que invadirá todos los tonos.

 

Una buena iluminación requiere preparación y anticipación para poder organizarse y planificar la producción. Contar con buenos medios ayudará mucho, y la experiencia y talento se vuelven fundamentales, ya que una buena  iluminación no suele ser algo casual, sino premeditado.